Preguntas frecuentes

Ante una pérdida de visión severa, paulatina o brusca, lo primero que debes hacer es acudir al oftalmólogo a realizarte una revisión completa de la vista. No obstante puedes identificar algunas señales que indican la posibilidad de sufrir una enfermedad retiniana, si teniendo puestas las gafas con tu graduación, te resulta difícil reconocer las caras de tus amigos y familiares, elegir y combinar los colores de la ropa que te vas a poner, hacer tareas en el trabajo o en casa porque las luces parecen más oscuras que antes, leer los carteles de la calle o del autobús, o los letreros de las tiendas.

Tu oftalmólogo te podrá asesorar sobre el uso de complejos vitamínicos y filtros solares. Además el estilo de vida puede jugar un papel en la progresión de la patología retiniana.

Es un dispositivo técnico que te permite realizar las tareas, que por tu discapacidad has tenido que dejar de hacer.

Una vez que te diagnostican una distrofia retiniana y sufres pérdida de visión, es útil acudir a un centro especializado en baja visión donde pueden hacerte un examen optométrico completo y te puedan asesorar sobre las mejores ayudas para aprovechar al máximo tu resto visual.

No debemos dejarnos engañar por esos supuestos tratamientos maravillosos aireados y publicados por gente de muy poca conciencia que lo único que pretenden es engañar a los pobres incautos que se fían más de los charlatanes que de los médicos responsables.