Ante una pérdida de visión severa, paulatina o brusca, lo primero que debes hacer es acudir al oftalmólogo a realizarte una revisión completa de la vista. No obstante puedes identificar algunas señales que indican la posibilidad de sufrir una enfermedad retiniana, si teniendo puestas las gafas con tu graduación, te resulta difícil reconocer las caras de tus amigos y familiares, elegir y combinar los colores de la ropa que te vas a poner, hacer tareas en el trabajo o en casa porque las luces parecen más oscuras que antes, leer los carteles de la calle o del autobús, o los letreros de las tiendas.

La pérdida visual suele aparecer a edades variables y de forma lenta. Generalmente se observan  alguno de los siguientes síntomas:

-         Dificultad en la adaptación a cambios de luz

-         Pérdida de contraste

-         Deslumbramiento

-         Dificultad en la visión nocturna

-         Aparición de puntos luminosos

-         Pérdida de campo visual

-         Dificultad para ver los objetos

-         Tropezones, deslices y  torpeza sin explicación

-         Dificultad para ver las caras de las personas

-         Distorsión de las líneas rectas

-         Distorsión de las imágenes

-         Visión borrosa

-         Dificultad para distinguir colores

faq-4