Aproximadamente en un 35% de los casos, las distrofias retinianas están asociadas con diferentes enfermedades