Tu oftalmólogo te podrá asesorar sobre el uso de complejos vitamínicos y filtros solares. Además el estilo de vida puede jugar un papel en la progresión de la patología retiniana.

-         Mantén la presión sanguínea normal

-         Protege sus ojos del sol

-         Controle su peso y haga ejercicio.

-         Consume hortalizas y ensaladas, especialmente el tomate y la zanahoria en zumos, triturado, rallado, cocinado, etc.

-         Consume abundante fruta al día, fundamentalmente del tiempo: uva negra, albaricoque, manzana, limón, etc.

-         Consume muy frecuentemente legumbres

-         Consume 2-3 veces por semana productos ricos en ácidos grasos poliinsaturados: aceite de oliva, de borraja, pescados azules como el bonito, salmón, sardinas, chicharro, anchoas, etc.

-         Consume preferentemente pan, arroz y cereales integrales

-         Cocina con bajas cantidades de sal y con alto contenido de ajo, cebolla y perejil.

-         Evita los alimentos con conservantes, aromatizantes, colorantes

-         Elimina de tu dieta el alcohol, café, té y tabaco.

-         Limita las grasas: carnes, quesos, mantequilla, margarinas, repostería, precocinados, azúcar y cualquier alimento que lo contenga.

-         No consumas golosinas o empaquetados dulces o salados

-         Limita freír los alimentos

-         Limita las bebidas refrescantes (cola, etc.)