Fuente: www.dicyt.com

Investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera han publicado los resultados de su nuevo estudio sobre esta enfermedad en la revista científica 'Frontiers in Pharmacology'

CEU-UCH/DICYT La retinosis pigmentaria es una enfermedad rara y hereditaria de carácter neurodegenerativo, que causa pérdida de visión por la muerte de los fotorreceptores de la retina y para la que aún no existe tratamiento. El Grupo de Investigación de la Universidad CEU Cardenal Herrera sobre Estrategias Terapéuticas en Patologías Oculares, liderado por la profesora María Miranda Sanz, ya había testado en un estudio previo la eficacia de la progesterona para frenar la muerte celular de los fotorreceptores de la retina que causa esta enfermedad. Ahora, en un nuevo trabajo, publicado por la revista científica Frontiers in Pharmacology, han observado un mayor efecto protector de la progesterona al combinarla con un potente antioxidante: el ácido lipoico.

Según destaca la doctora María Miranda, profesora de la CEU UCH e investigadora principal del grupo, “en este nuevo estudio hemos comprobado que tanto la progesterona como el ácido lipoico son capaces, por separado, de proteger a los fotorreceptores de la retina de la muerte celular, pero su administración simultánea ofrece aún mejores resultados que de forma aislada. Estos resultados, obtenidos en modelos animales, administrando ambas sustancias por vía oral, podrían ser la base para el desarrollo de futuros tratamientos para frenar el deterioro en la visión que causa la retinosis pigmentaria. Actualmente, no existe tratamiento para una enfermedad que representa la mitad de las de carácter degenerativo de la retina a nivel mundial”.

 

Mecanismo antioxidante y antiinflamatorio

Aunque la causa de la retinosis pigmentaria es genética, la progresión de la enfermedad y la consecuente pérdida de visión pueden estar relacionadas con factores de estrés oxidativo e inflamación. Estos factores pueden ser frenados, por un lado, por la hormona progesterona, que ha demostrado su eficacia neuroprotectora en diversos estudios, entre ellos, el previamente realizado por la doctora Miranda y su equipo también sobre retinosis.

Por otro lado, el ácido lipoico es considerado un potente antioxidante con propiedades antiinflamatorias, capaz de reducir el estrés oxidativo en la retina, como también han determinado estudios previos, entre ellos, otro de los liderados por la profesora Miranda, de la CEU UCH. “Por eso, decidimos comprobar en este nuevo trabajo de investigación los posibles efectos sinérgicos de progesterona y ácido lipoico en combinación, para frenar la muerte de los fotorreceptores en la retina”.

 

Equipo investigador

La profesora María Miranda Sanz, coordinadora del Grado en Óptica y Optometría de la CEU UCH, es la investigadora principal del Grupo “Estrategias terapéuticas en patologías oculares” de la CEU-UCH, dedicado especialmente a la búsqueda de nuevas terapias para las enfermedades degenerativas que afectan al sistema visual, como la retinosis pigmentaria y la retinopatía diabética. En este nuevo estudio sobre la progesterona y el ácido lipoico, la profesora María Miranda ha liderado al equipo formado por las profesoras de la CEU UCH Rosa López-Pedrajas, Teresa Olivar y Dolores Silvestre, junto a las investigadoras Dolores Tania Ramírez Lamelas, clinical project manager de BCN Peptides, en Barcelona; Soledad Benlloch-Navarro, y el estudiante de doctorado de la CEU UCH Roberto Gimeno-Hernández.