Fuente: comunicación&marketing.es

No siempre somos conscientes de las barreras que existen en el transporte público para personas con discapacidad visual; sin embargo los universitarios Miguel Coello y Gonzalo Fuentes se han embarcado en un proyecto para crear una aplicación que permita a cualquier persona moverse por las estaciones de metro sin requerir ayuda, su nombre es: Metrociego.

Se trata de una aplicación gratuita sin publicidad que dicta a la persona que la descargue el recorrido del interior de las estaciones del suburbano. Todo surgió a raíz de que Coello, uno de sus fundadores, se viera en la necesidad de ir acompañado de alguien o pedir información para poder desplazarse por las estaciones de metro, ya que el joven sufre de una enfermedad degenerativa de la retina llamada Retinosis pigmentaria. Primeo optaba por apuntar en su móvil las rutas que realizaba hasta que consideró junto a su compañero Fuentes que podrían desarrollar una aplicación que ayudase a otras personas que estaban en su situación o similar.

Ahora los jóvenes buscan de nuevo financiación para mejoras en su proyecto a través de la plataforma GoFundMe.  Según explican, el objetivo es conseguir 25.000 euros para poder incluir más estaciones, un ruteador y una de las mayores demandas de los usuarios: una versión disponible para Android, ya que actualmente la aplicación solo está disponible para dispositivos con sistema operativo iOS.  “Hemos consultado a expertos y profesionales para que nos aconsejen sobre las posibles mejoras de software y hardware. Nuestro objetivo es tener una versión para Android consiguiendo así que Metrociego sea accesible también para aquellas personas que no tengan un iPhone” explica el cofundador Gonzalo Fuentes.

En el caso de los dispositivos iOS, Metrociego utiliza la herramienta VoiceOver basándose en un control de gestos vocalizado que permite verbalizar aquellos elementos que el usuario toca con el dedo mediante una síntesis de voz y contando a su vez con descripciones en texto, lo que ofrece una gran autonomía al usuario.

Por el momento la aplicación solo se ha creado para ser utilizada en la Comunidad de Madrid; sin embargo, su intención es expandirse y llegar a los suburbanos de otras ciudades como Barcelona.