NOTICIAS Y NOVEDADES

Fuente: macula-retina.es

Anteriormente, hemos analizado el potencial de los colirios oculares para reemplazar las inyecciones como un tratamiento para la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), pero eso está lejos del único enfoque que se está probando.

Las inyecciones regulares de anti-VEGF son un salvavidas para muchas personas con DMAE húmeda y otras enfermedades maculares. Pero también pueden ser incómodos, inconvenientes y, si necesita una cada cuatro u ocho semanas, un verdadero dolor para programar su vida. Por lo tanto, equipos de investigadores de todo el mundo están investigando diferentes maneras de mantener la vista igual de estable con menos inyecciones.

TRATAMIENTOS MÁS DURADEROS

A principios de este año, dos ensayos informaron que las personas que estaban siendo tratadas con un medicamento anti-VEGF llamado abicipar cada ocho o incluso 12 semanas tenían la misma probabilidad de tener una visión estable que las que recibían inyecciones de ranibizumab (Lucentis®) cada cuatro. La investigación aún no ha terminado, ya que los investigadores están interesados ​​en comprender los efectos a largo plazo, especialmente porque las personas que reciben tratamiento con abicipar tenían más probabilidades de tener los efectos secundarios de la inflamación en sus ojos. Si finalmente se aprueba abicipar, podría significar que una persona conDMAE húmeda necesita solo seis u ocho inyecciones al año, en lugar de hasta 13.